UNA HISTORIA DE FECHORÍA

 

En un callejón de Buenos Aires, en una noche estrellada en donde la luna iluminaba los techos de las casas bajas y los faroles adornaban las calles de adoquín, encontré por primera vez a un personaje que dejó huella en mi vida, era un gallego llamado José Alberto Fernández, ahí por el 1969. Hijo de madre Siciliana y padre Español. 

La cuestión es que de inmediato su cara me resultó familiar y recordé ent onces que era la persona que me recibía con un gran abrazo en su restaurant. El enseguida vino a mi encuentro con un saludo y un apretón de manos y quedamos conversando de bueyes perdidos, cuando me contó como comenzó en el negocio de Gastronomía y capturó mi atención. 

Después de ganarse la vida en diversos oficios como era común en esa época sobre todo para los inmigrantes, entró a trabajar desde un puesto muy bajo en Ill vecchio Fechoria, un restarurant italiano especializado en pizzas y pastas, como era lógico de una familia parte italiana.

 Cuando el dueño decido retirarse, José Alberto uso todos sus ahorros para comprarlo cambiándole el nombre a Fechoría aunque a él lo comenzaron a llamar Pepe Fechoría. La primera vez que fui al lugar llegue con dos grandes amigos como la China, con Carlitos, Zulma, Gerardo… 

En ese entonces yo era un joven.

Hoy caminando por la calle descubro un restaurant en Av. Santa Fe llamado Fechoría, entro al lugar y viene alguien con una sonrisa a recibirme, me abraza como si me conociera pero en realidad yo era un perfecto desconocido, sin embargo sentí que volvía otra vez a la vieja Fechoría.  Hoy nuestro restaurant Fechoría lleva su nombre rememorando a estos grandes hombres, inmigrantes Argentinos . Fechoría es un referente Porteño del típico restaurant a donde los amigos, gente de negocios y grande figuras del espectáculo y del futbol se reúnen, como en ese entonces cuenta aquel pibe que entro al Restaruant por primera vez. 

La misma calidez de nuestro personal y bienvenida a todos aquellos que nos con deliciosos sabores y aromas del alma