A quién no le gusta  disfrutar de una deliciosa pizza recién horneada, dice la ciencia que disfrutar de una comida que nos gusta aumenta la serotonina en el cerebro y da una sensación de bienestar general. Pero, ¿es la pizza  saludable? Para mantener una buena salud nos aconsejan evitar las comidas que contienen mucha grasa y las pizzas por lo general tienen fama de no ser saludables, las catalogamos como un tipo de comida rápida, repleto de grasas. Pero no tiene por qué ser así.
Se puede considerar que en un pedazo de pizza se encuentra todos los nutrientes que necesitas, como los carbohidratos, grasa y proteína, vitaminas y otros. Los ingredientes de la pizza aportan elementos beneficiosos  para el organismo, como el tomate que posee licopeno, un pigmento carotenoide rojo y fitonutriente  que es un antioxidante que ayuda a prevenir la enfermedades del corazón y el cáncer, además es una buena fuente de vit C. Está también el orégano, siempre presente en una pizza,  que activa el sistema inmunológico y  cuyo ingrediente activo el carvacrol, es un protector del hígado. Para considerar a la pizza saludable, evitemos comerla con ingredientes muy grasos como chorizos y doble ración de queso; agreguemos espinacas, hortalizas, champiñones, pimiento, cebollas entre otros. Quedará deliciosa y llena de nutrientes.
Si la consumes de noche, es recomendable que transcurra un par de horas antes de irte a acostar, así el cuerpo tendrá tiempo de digerir, gastar parte de la energía.